Monasterio de El Escorial - 05/04/2021

En el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, en abril el publico podrá disfrutar de manera excepcional del Patio de los Evangelistas, un espacio al aire libre que normalmente solo puede contemplarse desde las galerías y que es una de las partes más importantes del monumento desde el punto de vista arquitectónico. Debe su nombre al templete octogonal, diseñado por Juan de Herrera, que ocupa el centro del jardín y que presenta en cuatro de sus caras las estatuas de los evangelistas. 


Claustro Principal y Patio de Evangelistas

Las Galerías del Claustro principal, en torno al Patio de Evangelistas, están decoradas con cincuenta y cuatro pinturas al fresco con la Historia de la Redención, desde el nacimiento de la Virgen hasta el Juicio Final, ordenándose a partir de la Puerta de las Procesiones que comunica el Claustro con la Iglesia. Este ciclo es obra de Pellegrino Tibaldi y su taller. Las "estaciones" en las esquinas son de Luis de Carvajal, Romulo Cincinato, del propio Tibaldi y de Miguel Barroso

Razones para conocer el recinto

Escalera Principal

En el centro de la galería oeste del Claustro encontramos esta hermosa escalera "de gran autoridad y hermosura", que no fue realizada según el proyecto de Juan Bautista de Toledo, según otro debido, al parecer, a G.B. Castello, llamado el Bergamasco. Al atractivo de su arquitectura se añade la fastuosidad de la bóveda pintada al fresco en 1692 por Luca Giordano: La Gloria de la monarquía Española. Carlos II, en el centro del mundo occidental, muestra esta apoteosis a su madre, Mariana de Austria, y a su esposa Mariana de Neoburgo. 

Patio de los Evangelistas

El Patio de los Evangelistas es una de las partes más importantes del edificio desde el punto de vista arquitectónico, tanto por las fachadas de las galerías del Claustro, según diseño de Juan Bautista de Toledo variado por Herrera, como por el Templete, obra de este último, que da nombre al Patio.

El jardín, concebido como un característico patio claustral distribuido en forma de cruz, está centrado por un edificio dórico que alude a la fuente de la Gracia y de la vida espiritual ( los cuatro Evangelios), y el jardín del Edén con los cuatro ríos que riegan las partes del mundo: este Templete de los Evangelistas fue diseñado en 1586 `por Herrera: las esculturas son de J.B. Monegro.